Macetas heladas

 

 

Si tienes a alguien cercano, quien gusta de la naturaleza, de lo fresco, y sobre todo que le gusta comer rico, entonces aquí te presentamos una preparación que de seguro te va a encantar, ya que es una idea súper original y muy sorprendente, la siguiente preparación es perfecta para quedar como uno de los mejores regalos hechos a mano, además de ser una broma muy buena y rica al mismo tiempo.

A prepararte para las carcajadas, necesitamos de:

  • Maceteros pequeños
  • Bizcochuelos de forma alargada, de los que se venden en los supermercados o si gustas tú misma puedes hacerlo.
  • Helado en los sabores que prefieras
  • Pajitas o cañitas
  • Galletas de chocolate oscuro, de preferencia que sean tipo oreo.
  • Flores de las que prefieras, y si son comestibles mucho mejor, aquí podrías ir enseñándole a la persona que le harás la broma a comer flores comestibles, como la de jazmín, calabacín, capuchina o las begonias.

La preparación de esta sorpresa, va más o menos así:

Iniciamos cortando los bizcochos de tal manera que encajen en la base de la maceta. En el mismo bizcocho, vamos a introducir una pajilla en la cual vamos a introducir la flor.

Pasamos a rellenar el resto de la maceta con el sabor del helado que has escogido hasta llegar casi arriba, con el segundo paso y ya contando con las galletas de chocolate ya trituradas, la vamos a utilizar para simular la tierra de la maceta hasta taparla por completo.

Finalmente vamos a cortar la pajilla o cañita hasta la altura de la tierra que hemos colocado en el macetero y ahí recién introducimos la flor.

Pues bien, finalmente podemos proceder a colocarle un lazo alrededor del macetero y ya está listo para regalas, reírnos y disfrutar del postre.