Cómo comprar obras de arte y no morir en el intento

op-art-2874994_640

Iniciar una colección de arte con fines de inversión es un gran paso. Antes de pensar en qué, dónde o cómo comprar, necesitas considerar algunas cosas si quieres maximizar tus beneficios.

Primero, asegúrate de hacer todos los estudios pertinentes sobre el artista y el estilo que estás buscando. Además, observa la diferencia entre los mercados primario y secundario. Las obras de arte que se venden en el mercado primario son aquellas que nunca han sido vistas o vendidas antes, generando expectación entre los entusiastas del arte. Por el contrario, el mercado secundario se refiere a obras de arte que si han sido vendidas anteriormente.

Pasos para realizar una compra efectiva

  1. Investiga al artista

Generalmente, un artista con una historia de referencia atractiva tiende a generar más interés entre los compradores. Considere investigar la edad del artista, su educación, exposiciones previas y premios. Por lo general, se puede encontrar mucha de la información de la biografía del artista en la galería donde se exhiben las obras. Para una comprensión más profunda del artista, una búsqueda en línea puede resultar bastante más completa.

  1. Investiga la obra de arte

Antes de comprar una pieza para tu colección, es primordial tener una comprensión detallada de ella. Lo primero en tu lista debe ser la cuestión de su autenticidad. Demostrar esto no es difícil si el artista sigue vivo. Sin embargo, si el artista ha fallecido, puede ser problemático. La mejor manera de protegerte es obtener un certificado de autenticidad de un experto, preferiblemente la máxima autoridad del artista. A continuación, debes obtener una evaluación minuciosa de la pieza en cuestión. Si una obra de arte se daña o se restaura sustancialmente, puede afectar su valor en gran medida. Desafortunadamente, es casi imposible estimar el costo de una buena evaluación. Depende de la pieza, el período, la experiencia del calificador y otros factores.

  1. Investiga al distribuidor

Siempre que alguien quiera invertir en arte, debe cerciorarse de que la reputación de la fuente está abierta a un escrutinio extremo. La confidencialidad del mercado del arte puede hacer muy difícil conocer la reputación de algunos distribuidores y corredores, especialmente los más pequeños. Investigar la reputación de una galería puede ser mucho más fácil, ya que presentan a sus mejores artistas y la información sobre exposiciones pasadas se puede encontrar en sus sitios web y a través de comentarios en línea.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.